Tres décadas tejiendo redes

Jun 1, 2022

La Biblioteca 20 de Junio y el Centro Cultural Manuel Belgrano celebraron en junio su 30º aniversario. Origen y recorrido de un espacio que integra a la comunidad de Loma Verde a través de sus propuestas literarias, educativas y artísticas.

En un papelito escrito a máquina, Ray Bradbury reflexionó: “Sin bibliotecas, ¿qué tenemos? Ni pasado ni futuro”. Con la mirada en el horizonte y comprendiendo la necesidad que tenía Loma Verde de un lugar donde fomentar la lectura, el estudio y el juego, en 1992 la Cooperativa abrió las puertas de un espacio donde todo esto fuera posible: este año, luego de mucha dedicación, la Biblioteca 20 de Junio y el Centro Cultural Manuel Belgrano celebran su 30° aniversario.

“Nació con un propósito y luego se fue adaptando a las circunstancias. De una forma u otra, siempre fue un vehículo social”, afirma el presidente de la Cooperativa, Raúl Lo Nigro. El proyecto se inició con una estantería, una mesa y sesenta libros; hoy cuenta con más de 12 mil ejemplares, catálogo digital, una sala de informática, propuestas educativas, artísticas y mucho más.

A principios de la década del 90 en la factura del servicio de electricidad se invitaba a los vecinos a donar libros, con el propósito de que en un futuro pudiera realizarse un espacio de lectura. Dori Lubschik, querida referente de Loma Verde, se acercó a la Cooperativa con este propósito y supo que todo se trataba de una iniciativa sin concretar.

Con entusiasmo y visión se puso al hombro el proyecto; y junto a otra vecina, Ada Dorling, le dieron vida al espacio físico asignado por la Cooperativa para este fin. El espíritu que caracteriza actualmente a la Biblioteca, de convocar amorosamente a todas las personas, es aquel que infundieron en sus inicios estas dos mujeres. Salían a las calles con los cuentos, tejían de a poco redes que hoy siguen firmes.

Así fueron adquiriendo solidez e incorporando, además de libros, nuevas actividades y propuestas. En 1996 comenzó a editarse la revista Letras de Sol, con contenido local y voces lomaverdenses. Junto al entonces gerente Arturo Carboni, definieron una identidad y un nombre: el Centro Cultural Manuel Belgrano y la Biblioteca 20 de Junio.

Años más tarde, con motivo de su 28° aniversario, el bibliotecario Jorge “Teo” Bonfanti definió la impronta de esta manera: “Tratamos de generar la igualdad de oportunidades. Esta es nuestra manera de honrar a Belgrano. También, trabajando en un clima de confraternidad y respeto por el prójimo”.

En 2004 Gabriela Pincheira, otra vecina y referente barrial, se incorporó como bibliotecaria y continuó con la misma calidez y atención personal. El espacio se fue convirtiendo en el lugar con más ofertas culturales de la localidad: talleres de teatro, danzas folklóricas, guitarra, dibujo, comic, origami, bordado mexicano, crochet, pintura, ajedrez, violín, literatura y escritura.

Además, hasta antes de la pandemia se organizaron presentaciones de libros, charlas y encuentros artísticos. Las muestras de talleres en el receso de invierno y a fin de año convocaron a las familias a coloridas fiestas de las artes, donde se comparte y disfruta con alegría lo aprendido.  

Extendiendo aún más los horizontes, la biblioteca se sumó a un programa de intercambio de jóvenes alemanes que realizaban una experiencia anual de voluntariado, a través de la organización IN VIA.

En el plano educativo, es sede del Centro de Educación de Adultos Nº709, donde muchas personas lograron finalizar sus estudios primarios, acompañadas en un entorno amable. También se dan talleres de alfabetización para niños y niñas.

Sacar los libros a la calle, fortalecer el tejido, es el sello de este lugar. Por eso, la biblioteca participa de eventos culturales y lleva sus rincones literarios a los festejos de la localidad, a la Feria Municipal del Libro y a otros encuentros.

Durante la pandemia ofreció de manera gratuita impresiones de trabajos prácticos, cuadernillos, acceso a internet y una biblioteca virtual a través de sus redes sociales.

“Se hace un gran esfuerzo para mantener el edificio, los consumos, las actividades… pero, aunque cueste mucho, es nuestro aporte social hacia la comunidad”, asegura Lo Nigro.

Así, con el orgullo de ser el corazón cultural de la calle 119, la Biblioteca 20 de Junio y el Centro Cultural Manuel Belgrano celebran treinta años de posibilidades, libros, artes, compromiso y entrega.

Últimas Noticias