“Seguimos creciendo”

Feb 1, 2015

El presidente de la Cooperativa, Raúl Lo Nigro, trazó un balance de lo que se hizo en 2014 y se refirió a los proyectos para esta nueva etapa, entre los que se destaca la provisión de energía eléctrica al futuro parque industrial de Loma Verde. Además, exhortó a los vecinos a “tener pertenencia” con la institución: “La Cooperativa somos todos”, afirmó.

¿Cuál es el balance de 2014 y el cuadro de situación institucional en general?

Si bien el sector se encuentra inmerso en un contexto de crisis, la Cooperativa sigue creciendo; despacio, pero avanza. En el plano eléctrico, en 2014 se hizo una inversión muy importante en la compra de mil metros de cable subterráneo. Nos falta un poco más, unos 600 metros, para cerrar el anillo troncal, que le va a dar muy buena calidad al servicio. Aunque siempre dependemos de un tercero, porque vale recordar una vez más que nosotros no generamos la energía: se la compramos a Edenor y la distribuimos. El anillado de la línea troncal nos va a permitir que cuando haya que hacer algún trabajo se aísle ese sector específico y el resto pueda tener luz.

Un tema recurrente: ¿Cómo se trabajó en materia de poda?

Se hicieron muchos trabajos, pero nunca alcanza. Los árboles crecen muy rápido, la temporada de poda es corta y, en realidad, lo que hacemos es una colaboración, porque el mantenimiento del arbolado público no es una obligación nuestra sino del Municipio. Sabemos que no lo puede hacer y por eso hacemos lo que podemos. Pero los números no nos dan para contratar más gente para podar. Básicamente tratamos de mantener lo más despejada posible la línea de media tensión, que es la que ocasiona los cortes más generales.

A nivel cortes, ¿puede decirse que 2014 fue un año relativamente tranquilo?

Sí, no hubo cortes muy extensos. En una de las últimas tormentas de diciembre hubo gente que estuvo casi 24 horas sin luz, pero fue un caso excepcional porque el viento tiró muchos árboles y postes. La mayoría de las veces los cortes en el suministro son ocasionados por caídas de ramas y de árboles, muchas veces ubicados dentro de las propiedades, o son producidos por Edenor. Pero no estamos teniendo cortes por el alto consumo.

¿Cómo está el servicio de internet? ¿Se pudo avanzar?

Estamos creciendo, despacito. El sistema nuestro es aéreo, por antena, y el tema de los árboles nos complica bastante. Cambiamos equipamiento, aumentamos el ancho de banda en la compra, lo que nos permite actualmente ofrecer a nuestros clientes de 1 a 3 megas, y se está consolidando lo que está. Ahora queremos mejorar la performance. Creemos que este año va a ser el despegue para llegar a una mayor cantidad de usuarios, que actualmente son algo más de doscientos.

¿Por qué se frenó el tendido de la red de gas natural que se venía financiando desde la Cooperativa?

Nos detuvimos porque los costos de los materiales se incrementaron muchísimo y, además, la tarifa de gas tuvo un aumento bastante importante en 2014. La realidad es que hoy la gente no está predispuesta a pagar lo que sale la red.

La obra de la sede había comenzado con todo pero se desaceleró bastante… ¿El presupuesto se alejó mucho de los cálculos iniciales?

Sí, de tres años a esta parte aumentaron mucho los materiales y todos los costos. Pero seguimos avanzando, despacio pero firmes. No queremos endeudar a la Cooperativa. Ojalá pudiéramos terminarla este año, aunque sea para mudar la parte administrativa. Y estamos viendo alternativas para alquilar los espacios de la planta baja a servicios que sean necesarios en la zona, como una sucursal bancaria o un cajero, si bien sabemos que es difícil.

En el plano institucional se estrecharon vínculos con otras entidades a través de convenios, como la Fundación IN VIA y el Hospital Austral…

Sí, hace dos o tres años que teníamos voluntarios alemanes en la biblioteca, que en realidad iban a hacer voluntariado en otros lugares pero como no se dieron ciertas circunstancias terminaron realizándolo acá. Ahora, en 2014, por primera vez la Cooperativa firmó el convenio con IN VIA, que es una fundación internacional. Y también hicimos el convenio con Austral, que le da a los socios de la Cooperativa el beneficio de un descuento de 15% en la cápita de los planes de salud.

¿Cómo definiría la relación de la Cooperativa con el Municipio?

Hay una relación de reciprocidad y más diálogo con algunos funcionarios que con otros, pero lo que no hay son resultados. Fundamentalmente en lo que hace a la poda, que es lo que más nos afecta. Por nuestra parte, tratamos de ayudar en lo que nos piden y de ayudar con lo que podemos.

Algo crucial para el desarrollo de Loma Verde y de la Cooperativa es el parque industrial, ¿hubo avances en el último tiempo?

Hemos tenido reuniones con la persona que se adjudicó el predio, Ostapovich, por el tema eléctrico. Estamos avanzando, lo que pasa es que el parque industrial necesita una potencia de luz que la Cooperativa no tiene. Entonces hay que hacer una obra importante, de la magnitud de una subestación, que no podemos hacerla nosotros. Por lo demás, el parque industrial está en el área de concesión que la Provincia adjudicó en su momento a la Cooperativa. Eso está fuera de toda discusión.

¿Qué beneficio concreto implicaría que sea la Cooperativa quien provea la energía eléctrica del parque industrial?

La ecuación de la Cooperativa cambiaría bastante, porque contar con una subestación tan cerca nos permitiría tener una línea más confiable de la que tenemos con Edenor, si bien no es mala. Los cortes a nivel subestación son muy pequeños, prácticamente no hay cortes prolongados. No cabe duda que esto sería de una conveniencia general por los vecinos, así como para la Cooperativa, que vería incrementado su consumo y su venta de energía. Por eso es que vamos a pelearlo a muerte.

¿Un mensaje final para los vecinos?

Que sepan que estamos pendientes de crecer y de solucionar problemas. A nuestra manera de ver, hacemos bastante más de lo que podemos de acuerdo a los recursos que tenemos. Nos falta pulir cosas y sabemos que siempre hay para mejorar. Yo lo que les pido a los vecinos es que sientan que la Cooperativa es de ellos, que tengan pertenencia. Quienes estamos hoy, en su momento nos acercamos porque quisimos colaborar y porque sentimos que si no estuviera la Cooperativa muchas cosas no serían tan fáciles. No es fácil hablar con Edenor, no es fácil tener el servicio de Arnet, muchas de las cosas que la gente tiene, que algunos usan y otros no, si no estuviera la Cooperativa no sé si las tendrían. El mensaje es que tratemos de defendernos entre todos. Exigir, sí, pero también tener conciencia de que la Cooperativa somos todos.

Últimas Noticias