Una jornada para el recuerdo

Oct 1, 2012

La biblioteca 20 de Junio celebró a todo trapo su vigésimo aniversario con un festival que se realizó el domingo 5 de agosto en el salón de la Cooperativa y al que dieron marco cientos de vecinos.

Son pocas las ocasiones en que los vecinos tienen la oportunidad de reunirse para celebrar un acontecimiento que sucede en la comunidad donde viven. Por eso, el domingo 5 de agosto, cuando la biblioteca 20 de Junio cumplió dos décadas de su fundación, autoridades, referentes de instituciones públicas, artistas y gente del barrio se reunieron en el salón de eventos de la Cooperativa Eléctrica para pasar la tarde juntos.

La Banda Municipal de Música, con un repertorio de canciones populares, se encargó de darles la bienvenida a los primeros en llegar. Después haría su presentación el ballet folklórico “Estrella del Norte”, acompañado por su profesora María Cristina Domínguez. El público se levantó de sus sillas y acompañó con palmas a los bailarines.

El clima de alegría fue en aumento con la música de Walter Mari, el dúo Lizarzuay, el “Chamarritero Entrerriano” Rubén Dorrego, el guitarrista Diego Pérez acompañado en bombos por Eugenia Echeverría y un final a puro rock con los covers La banda de Milciades y el punk de autoría propia de Aliento de Perro.

En la vereda, un grupo de mujeres vendía artesanías y ofrecía sus delicias caseras desplegadas sobre largas mesas para quienes quisieran probar empanadas, pasteles dulces y tortas. Allí mismo los vecinos se encontraban, se saludaban y se ponían al día con la charla.

A mitad de la tarde se realizó un sencillo acto protocolar, que tuvo como principal orador al presidente de la Cooperativa, Raúl Lo Nigro. “El motivo que hoy nos reúne me emociona mucho, porque es una demostración del esfuerzo cooperativo”, expresó el directivo, al tiempo que recordó el esfuerzo de la vecina Dori Lubschik y el acompañamiento del Consejo de Administración de aquella época- en particular de quien fuera su gerente, Arturo Carboni, y de su entonces presidente, Antonio Ruiz- para poner en marcha y hacer crecer esta iniciativa.

En otro tramo de su alocución, Lo Nigro también habló sobre el valor de los libros: “Es muy importante que inculquemos la lectura a nuestros niños. El libro es una parte fundamental de la vida de la gente. En este momento en que los medios audiovisuales nos avasallan continuamente, tenemos que fomentar la lectura en nuestros chicos y en nosotros mismos, porque nos ayuda en la escritura, a formar ideas y pensamientos. Es así que la importancia de la biblioteca nos trasciende con sus obras”, señaló.

Finalmente, mostró dos bandejas alusivas que se obsequiarán a Lubschik y a Ruiz, quienes no pudieron asistir a la celebración, y una placa que se amuró luego en la biblioteca en agradecimiento a sus fundadores.

Durante la jornada también se expuso una muestra fotográfica que reveló el crecimiento de la “20 de Junio” en estos años, recordando los tantos eventos que allí se realizaron y a la gente que en las diferentes etapas estuvo involucrada con la biblioteca de una manera u otra.

Algunas de las autoridades que participaron del encuentro fueron la subdelegada municipal, Ana Adorno; el jefe del destacamento policial, Maximiliano Gelves; la directora de la Escuela Nº3, Elena Valdes Pages; y el administrador de la sala de primeros auxilios, Pablo Marcato, además de varios miembros del Consejo de la Cooperativa. En tanto, la conducción estuvo a cargo de “Tacu” Peñaloza y Graciela Roldán.

Una tarde emotiva e inolvidable para todos aquellos que participaron de la creación de la biblioteca y para todo Loma Verde en general, que pudo celebrar los 20 años de una institución que significa un orgullo para la comunidad.